ABN Amro registró un beneficio neto atribuido de 1.231 millones de euros en 2021, frente a las pérdidas de 45 millones contabilizadas en el año anterior, según ha informado la entidad, que volverá a repartir dividendo y lanzará un plan de recompra de acciones de hasta 500 millones.