Hochtief, la constructora alemana controlada al 51% por ACS, ha lanzado una Oferta Pública de Adquisición (OPA) para hacerse con todas las acciones que todavía no controla de su filial en Australia, Cimic, por un importe total de casi 1.000 millones de euros.