El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha denunciado este miércoles que los argumentos de la CEOE para rechazar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 1.000 euros mensuales son de una «gran incoherencia», pues mientras dice ‘no’ a esta medida, firmó con los sindicatos un acuerdo de negociación colectiva que establecía que en 2020 los salarios mínimos de convenio no podían bajar de 1.000 euros.