El gigante del comercio electrónico Amazon registró pérdidas de 3.844 millones de dólares (3.655 millones de euros) en los tres primeros meses de 2022, en contraste con las ganancias de 8.107 millones de dólares (7.709 millones de euros) contabilizadas por la multinacional en el mismo periodo del año pasado como consecuencia del deterioro del valor de su participación en el fabricante de vehículos eléctricos Rivian.