ArcelorMittal logró un beneficio neto atribuido de 4.125 millones de dólares (3.910 millones de euros) en los primeros tres meses de 2022, lo que representa un incremento del 80,5% respecto del resultado contabilizado en el primer trimestre de 2021, según ha anunciado la multinacional, que espera una ligera caída del consumo de acero en el conjunto del ejercicio.