El presidente argentino, Alberto Fernández, ha anunciado en un discurso oficial una «batalla» contra la inflación, principalmente «contra los especuladores y codiciosos».