El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha encargado a diversos organismos y agencias federales, incluido el Departamento del Tesoro y de Comercio, así como a la Reserva Federal de Estados Unidos, la evaluación de los riesgos y beneficios, así como de las acciones necesarias para el lanzamiento de un dólar digital.