El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha prohibido este viernes la importación de una serie de productos rusos, como los cereales, y ha restringido las relaciones comerciales con Moscú, como parte de un nuevo paquete de sanciones en respuesta a la invasión de Ucrania.