El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha cuestionado este viernes durante la junta de accionistas de la compañía la prohibición en Europa del ‘fracking’ mientras se está sustituyendo el gas natural ruso por el procedente de Estados Unidos (EE.UU.), muy abundante en el país gracias a esta técnica de extracción, que es muy protestada por los principales colectivos en defensa del medioambiente.