La Comisión Europea ha aprobado este viernes una partida de 1.100 millones de euros del fondo de cohesión React-EU para ayudar a España a financiar las medidas que acompañan los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), con el objetivo de «preservar el empleo de más de 125.000 personas» y ayudar a las empresas a mantener su actividad.