La Comisión Europea ha dado su visto bueno al plan presupuestario presentado por el Gobierno español para el ejercicio de 2023 al considerar que sigue la recomendación de prudencia en el gasto corriente mientras siguen suspendidas las reglas fiscales comunes que fijan un máximo de déficit público del 3% del PIB y una deuda del 60%, pero advierte de la necesidad de centrar las medidas energéticas en los hogares vulnerables.

Generated by Feedzy