La Comisión Europea y Reino Unido han anunciado este viernes sendas investigaciones por una posible violación de las reglas de competencia por parte de Google y Meta (matriz Facebook), quienes en 2018 alcanzaron un acuerdo que afecta a los servicios de publicidad ‘online’ y podría haber limitado la competencia de otros competidores.