Llenar el depósito del coche está caro. El precio de los carburantes está en máximos históricos, con la gasolina 95 en 1,558 euros por litro y el gasóleo A en 1,444 euros tras seis semanas consecutivas de subidas que han provocado un encarecimiento del 5,3% solo en lo que va de año.