CaixaBank ha cuantificado el riesgo con clientes con nacionalidad rusa que residen fuera de España, incluyendo la exposición en balance y fuera de balance y cubriendo la totalidad de la cartera crediticia, en 185 millones de euros, según recoge en su documento de registro universal remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).