La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, considera «necesario» reforzar las interconexiones de gas y electricidad, ya que España tiene una posición «bastante privilegiada» al tener «casi el 50%» de su producción a partir de fuentes renovables, sol, viento y también agua.