La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado que la posibilidad de que sindicatos y empresarios alcancen un nuevo acuerdo de negociación colectiva sería «muy importante» tanto para la evolución de los salarios en España como por el impacto macroeconómico, «más o menos estructural», que tendría desde el punto de vista de la inflación.