El Protocolo bancario para la inclusión financiera de los mayores recoge nuevas iniciativas para mejorar la atención a este colectivo.