La pandemia nos ha puesto a prueba, como profesionales y también como personas. Y creo que hemos estado a la altura de una situación que –en determinados momentos- nos ha superado en todos los ámbitos. A pesar de esta amenaza inesperada, logramos avanzar y contribuir de forma decisiva para afianzar el futuro de gran parte del tejido empresarial de la provincia.

Somos una actividad esencial. Y aunque hemos crecido de espaldas a los focos, empezamos a ser más visibles dentro de nuestra provincia. Tanto es así, que el trabajo desarrollado por los graduados y las graduadas sociales acaba de recibir un reconocimiento público por parte de una de las Instituciones más cercanas a la ciudadanía.

El Ayuntamiento de Castelló nos ha rendido un emotivo homenaje en la Plaza Mayor, junto al resto de colectivos que han sido decisivos frente al covid, por la “entrega y dedicación hacia la sociedad” durante esta trágica etapa que todavía no hemos cerrado.  

Ha sido un honor para mí, como Presidenta del Colegio de Graduados Sociales de Castellón, recoger en nombre de todo el colectivo este reconocimiento que quiero compartir contigo. Atrás quedan muchas horas de trabajo y preocupaciones. Silencios incómodos. Inseguridad jurídica. Y también cargas familiares o ausencias que el tiempo no logrará cubrir. Pero es grato comprobar que la sociedad, a través de las instituciones públicas, ha sabido reconocer nuestro esfuerzo.

Amparo Máñez Martínez. Presidenta.