Representantes de la Unión Europea y de la República de Mauricio han concluido con éxito, tras cinco meses de reuniones, las negociaciones del nuevo protocolo de pesca, según ha informado el Ministerio de Agricultura y Pesca, que ha destacado se trata de un acuerdo «de gran importancia estratégica» para los barcos que faenan en el Océano Índico, ya que Port Louis (Mauricio) es uno de los principales centros de descarga y de la industria conservera.