El arte podría convertirse en una buena oportunidad de inversión para aquellos ahorradores que quieran refugiar sus activos en épocas de crisis o en el actual escenario de alta inflación, a lo que se suma su potencial de revalorización, según defienden los expertos consultados por Europa Press.