Los bancos rectificaron en el 71% de los casos pero el 63% de los informes emitidos a favor del cliente fueron desoídos