El consejo ejecutivo del Riksbank, el banco central de Suecia, ha decidido elevar en 25 puntos básicos el tipo de interés de referencia usado en sus operaciones de refinanciación, que pasará así a situarse en el 0,25% el próximo 4 de mayo, en lo que supone un inesperado giro en la postura de la institución, que había apuntado anteriormente que no se planteaba un alza del precio del dinero antes de 2024.