La economía europea se encuentra «de facto» en una situación de estancamiento, después de que en el primer trimestre el PIB aumentase apenas un 0,2% y del empeoramiento de la situación a partir de finales de febrero como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania, lo que acentúa la necesidad de que el Banco Central Europeo (BCE) actúe con prudencia, según ha señalado el ejecutivo italiano de la institución, Fabio Panetta.

Generated by Feedzy