Los bancos no han incorporado todavía de manera suficiente el riesgo climático en sus marcos de pruebas de estrés y modelos internos, a pesar de algunos avances realizados desde 2020, según ha señalado el Banco Central Europeo (BCE) tras los resultados de la prueba de esfuerzo climático a la que ha sometido a 104 entidades, aunque únicamente 41 completaron la prueba de resistencia, que estimó un impacto adverso de 70.000 millones en relación con un fuerte aumento de los precios del carbono, sequías e inundaciones.

Generated by Feedzy