La criptomoneda más conocida del mercado, bitcoin, ha recuperado los niveles de principios de año después de tres meses a la baja debido a tensiones geopolíticas en Kazajistán, la guerra entre Rusia y Ucrania o la prohibición de su uso y minería por el Banco Central de Rusia, entre otros factores.