El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves el proyecto de ley General de Telecomunicaciones, que ha sido enviado al Senado para completar su tramitación con el apoyo del PP y Ciudadanos, y la abstención de socios habituales del Gobierno, como Esquerra Republicana, PNV y EH-Bildu.