El Banco de España ha señalado que es previsible que la senda de recuperación de la inversión continúe, si bien a un ritmo menor que en el segundo trimestre y ha anticipado que su dinamismo se habría ralentizado en el tercer trimestre.