La tabacalera Imperial Brands, propietaria de Altadis y de las marcas Nobel y Fortuna, negocia «con un tercero local» la transferencia de los activos y operaciones de la compañía en Rusia, según ha confirmado la multinacional, que emplea a alrededor de 1.000 personas en el país.