La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha señalado que el indicador de estrés de los mercados financieros españoles se ha moderado, en comparación con el alza registrado a principios de marzo, si bien todavía se mantendría en «niveles medios de riesgo» ante las incertidumbres provocadas por la guerra en Ucrania y la elevada inflación.