El Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega, el mayor fondo soberano del mundo, registró un retorno negativo del 4,9% en los tres primeros meses del año, lo que equivale a un impacto adverso de 653.000 millones de coronas (68.413 millones de euros) como consecuencia de las «turbulencias geopolíticas», según informó la entidad.