La Seguridad Social destinó en el presente mes de febrero la cifra récord de 10.755,5 millones de euros al pago de pensiones contributivas, un 4,8% más si se incluye en la comparación con el mismo mes de 2021 la desviación del IPC respecto a lo que subieron inicialmente las pensiones y por la se compensó a los pensionistas, a mediados de enero, con la llamada ‘paguilla’.