El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha afirmado que los efectos de la guerra en Ucrania van a suponer «un incremento adicional de las tensiones inflacionistas» y ha avanzado que en marzo se va a registrar un dato «particularmente negativo, un repunte de la inflación muy significativo».