La propuesta prevé sanciones una vez haya resolución judicial o arbitral, y retenciones de garantías si la empresa afectada denuncia