El Gobierno «trabajará sin precipitación para diseñar un nuevo régimen jurídico con todas las garantías» para el bono social eléctrico, tras la sentencia del Tribunal Supremo que anula, por tercera vez, su sistema de financiación.