El Gobierno ha asegurado que hará un seguimiento de los precios en las gasolineras para que la bonificación de 20 céntimos no pierda eficacia, después de que algunas estaciones de servicio hayan incrementado hasta en más de 10 céntimos sus precios en los últimos días.