El Ibex 35 caía un 0,61% en la media sesión, lo que le llevaba a cotizar por debajo de los 8.300 enteros, en una semana en la que los inversores continuarán pendientes de la evolución de la guerra en Ucrania, los contagios en China y su impacto en la economía del país asiático y la inflación.