El Ibex 35 ha retrocedido un 1,35% en la sesión de este jueves, salvando por poco los 8.200 puntos, en un escenario marcado por la presentación de resultados empresariales y el temor a una recesión económica.