El Ibex 35 ha cerrado la semana con una caída de un 3,62%, hasta situarse en los 10.992,3 puntos, su peor resultado desde mediados de marzo de 2023, cuando el indicador cayó un 6% por las turbulencias derivadas de la quiebra de varios bancos regionales en Estados Unidos.