El Ibex 35 ha retrocedido un 0,54% en una semana que ha seguido marcada por la evolución de la guerra entre Ucrania y Rusia, el precio de las materias primas y la inflación, en la que han destacado en positivo los sectores banca y turismo.