El Ibex 35 ha perdido un 3,05% en la semana, lo que le ha llevado a caer hasta la cota de los 8.300 enteros, en unos días marcados por el temor a una recesión económica.