El Ibex 35 ha subido con fuerza y se ha colocado por encima de los 8.100 puntos, aupado por los valores turísticos y bancarios, en un escenario de volatilidad que sigue marcado por las noticias relativas a la guerra entre Rusia y Ucrania, con el crudo cayendo más de un 5%.