El Ibex 35 se ha anotado una caída semanal del 2,37%, lastrado por las tensiones geopolíticas y la amenaza de una inminente invasión de Ucrania por parte de Rusia, que han llevado al selectivo a retroceder hasta los 8.590 puntos.