El Ibex 35 se ha anotado un desplome del 9,02% en la que ha sido su peor semana desde el estallido de la pandemia del coronavirus, lastrado por la guerra entre Rusia y Ucrania, que se ha recrudecido en los últimos días y ha llevado al selectivo a cerrar en el entorno de los 7.700 puntos.