El Ibex 35 ha cerrado la sesión con un alza del 1,62%, lo que le ha llevado a cotizar por encima de los 8.300 enteros, cerrando una nueva jornada de volatilidad marcada por la invasión rusa de Ucrania y en la que el crudo se ha disparado a máximos desde 2014 ante el temor a una crisis de suministro global.