El Ibex 35 ha terminado la semana con un avance del 2,8%, si bien ha cerrado por debajo de los 8.800 enteros, marcado por el dato de inflación en Estados Unidos, que escaló al 7,5% en enero, su mayor registro en los últimos 40 años.