El Ibex 35 ha retrocedido este martes un ligero 0,08%, lo que ha supuesto afianzarse en la cota de los 8.500 enteros, en una jornada marcada por la evolución de la guerra en Ucrania y la publicación de datos macroeconómicos.