El Ibex 35 ha borrado las ganancias que se anotaba en las primeras horas de la sesión y ha finalizado con un comportamiento totalmente plano, en los 8.139,2 puntos.