El Kremlin ha aclarado que Rusia no cortará inmediatamente el suministro del gas a los países «hostiles» que no acaten la obligatoriedad de pagar en rublos a partir de este viernes, de tal forma que no habrá cambios al menos hasta la segunda quincena de abril.