El Banco de España ha concluido que el conjunto de las limitaciones al reparto de beneficios, ya fuese a través de dividendos o de recompras, que el Banco Central Europeo (BCE) anunció en 2020 por la crisis de la Covid-19, y mantuvo hasta septiembre de 2021, tuvo un efecto agregado «modesto» sobre las valoraciones bursátiles de los bancos de la eurozona, y que solo fueron perceptibles en un horizonte de tiempo «limitado» y con «notable» diferencia entre entidades.

Generated by Feedzy