El precio del petróleo de calidad Brent, de referencia para Europa, ha llegado a situarse este lunes al borde de los 140 dólares, cerca de los máximos históricos registrados en 2008, tras dispararse casi un 20% al inicio de la sesión ante el temor de que Estados Unidos pueda imponer restricciones a la venta de crudo ruso.